Segmente Energías Renovables

Seguridad y rentabilidad en las energías renovables

Las energías renovables desempeñan un papel decisivo en el consumo de energía del futuro. Las soluciones de Bender se encargan de proporcionar una seguridad eléctrica adecuada en este campo, como los es el fotovoltaico o el eólico. Mediante una detección anticipada de fallos de aislamiento y corrientes de defecto contribuimos a un funcionamiento sin contratiempos y a una gran optimización del rendimiento.

Soluciones para la seguridad eléctrica

Seguridad eléctrica para un uso eficiente de las energías renovables

El objetivo de cualquier instalación renovable es realizar un uso seguro y eficiente de las energías que proporciona la naturaleza, dejando a un lado de qué tipo de energía se trate, solar, eólica, hidráulica o biomasa, Bender cuenta con la solución, probada y comprobada, para:

  • Detección anticipada de posibles riesgos eléctricos.
  • Garantizar la seguridad de personal e instalaciones.
  • Reconocimiento inmediato de estados críticos del sistema eléctrico.
  • Minimizar riesgos de fallo e interrupciones del sistema.
  • Garantiza una disponibilidad máxima a través de una acción preventiva.
  • Gestión eficiente de la instalación.

¿Porque aislar de tierra los sistemas fotovoltaicos?

  • Evita una interrupción en las operaciones en caso de que ocurra un primer fallo de aislamiento.
  • Alto nivel de protección contra incendios.
  • Detección preventiva y señalización de fallos de aislamiento.
  • Mejorar la seguridad personal.
  • El sistema PV se mantiene en un alto nivel de disponibilidad.
  • Localización de un fallo de aislamiento durante el funcionamiento de un sistema fotovoltaico.
  • Reducción drástica de costes por tiempo y personal.
  • Localización de fallos de aislamiento hacia el modulo fotovoltaico.
  • Permite la distinción entre componentes dsfsdf capacitivas y resistivas.

Alta disponibilidad en parques eólicos

Evite la desconexión anticipándose en la detección.

Si el mayor problema es conseguir una alta disponibilidad y fiabilidad de las plantas de generación eólicas, los técnicos tienen un solo objetivo - la anticipación a cualquier fallo en el trabajo día a día, cada fallo significa una pérdida de dinero.

La seguridad eléctrica juega aquí un papel crucial. Un fallo de aislamiento inesperado, suele suponer un tiempo de desconexión o un aumento del riesgo de incendio. Los mantenimientos no planificados suponen un gran gasto en términos de tiempo y dinero.

La mayoría de los fallos de aislamiento o corrientes de fallo se deben a:

  • Daños mecánicos en los cables debido a:
  • Vibraciones
  • Torsión
  • Cambios de temperatura
  • Bajo aislamiento excesivo a causa de:
  • Humedad
  • Aceites de cajas de cambios o sistemas hidráulicos
  • Suciedad
  • Alumbrado

Los fallos de corriente o fallos de aislamiento conllevan serias consecuencias:

  • Altos costes debido a la interrupción en la generación.
  • Riesgo de incendio en caso de una disipación > 60W.
  • Fallos de sistemas críticos de seguridad.
  • Mantenimientos no planificados.
  • Desconexión inesperada de equipos de protección.
  • Peligros para el personal de mantenimiento.